desayuno_1-600x630

El desayuno de los campeones

Título original: Breakfast of champions

Editorial: Anagrama

Traducción: Cecilia Ceriani. Txaro Santor

Año de publicación: 1999

Sinopsis
Los argumentos son lo de menos en las novelas de Kurt Vonnegut. Casi al final de esta lisérgica e inverosímil novela, afirma el Vonnegut  personaje-narrador de la historia que la vida imita al arte, o, al menos, intenta hacerlo y que ese es precisamente uno de los motivos de la infelicidad humana: que tenemos las expectativas demasiado elevadas. Uno espera que su vida tenga un planteamiento, un nudo y un desenlace, cierta lógica interna, y lo único que recibe a cambio es caos. La literatura siempre tiene porqués, la vida, desgraciadamente, no.

Philboyd Studge, un autor de novelas de humor muy negro y decididamente molestas para los bienpensantes, decide a sus cincuenta años de vida escribir su obra definitiva, en la que aparezcan todos los personajes e historias que han quedado flotando como desechos de sus otros libros, quiere juntar todas las ideas que no aprovechó, todos sus recuerdos y hasta sus dibujos.

Y Studge, que hace y deshace en su libro como si fuera Dios jugando con el universo, construye a partir del providencial encuentro entre su personaje favorito, Kilgore Trout, desconocido y cincuentón escritor de novelas de ficción científica, y Dwayne Trout, un acaudalado vendedor de coches, una obra total donde cabe todo su caótico universo real e imaginario. Y así, en una novela ficticia que se despliega dentro de una novela real como una sucesión de muñecas rusas. Con El Desayuno de los Campeones, Vonnegut logró una de las grandes novelas de los años setenta. Los críticos la compararon con las obras de Lewis Carroll, y vieron en el ingenuo y a la vez sabio Kilgore Trout una peculiar y original versión de Alicia.

La crítica dice:

“Único…Kurt Vonnegut es uno de los escritores que trazan el mapa de nuestros paisajes mentales, que otorgan nombre a nuestros lugares más secretos” (Doris Lessing, The New Tork Times Book Review)

“Kurt Vonnegut es George Orwell, el doctor Caligari y Flash Gordon fundidos en un solo escritor…un científico loco, que simula ser un bufón, pero jamás olvida la ética” (Time)

“Nuestro humorista negro más corrosivo. Ante sus obras, la risa es una forma de autodefensa” (The Atlantic Monthly).


Opiniones

No hay reseñas todavía.

Sé el primero en opinar “El desayuno de los campeones”